Curso de Manejo y uso de Extintores Portátiles

EDUAR ALEXANDER GONZALEZ Apr 20th 2019 373

El Cuerpo de Bomberos de la Universidad Experimental de los Llanos Ezequiel Zamora Barinas, dicto el curso de manejo y uso de extintores portatiles en nuestra sede el dia 23 de Marzo del 2019, a cargo del Mayor (B) Lcdo Erick Castillo y bajo la supervision del coronel (B) Jose Luis Romero Camandante 1er Jefe, el mismo fue dictado a la comunidad universitaria y en general, donde se se enseñaron tecnicas de control, extincion, manejo y uso de los extintores portatiles. 

Historia

El extintor fue un invento de William George Manby, un capitán al que se le ocurrió crear un instrumento que apagase el fuego con una mayor efectividad al observar la incapacidad de un grupo de bomberos de Edimburgo para alcanzar los pisos superiores de un edificio en llamas.

El primer extintor era un aparato con cuatro cilindros, tres con agua y otro con aire comprimido, que servía para que el líquido saliese a presión. Fue patentado en el Reino Unido en 1839. Este dispositivo fue modificado en 1905 cuando se sustituyó el agua por bicarbonato sódico.

Los primeros extintores portátiles auténticos aparecieron a finales de la primera década del siglo XIX; contenían botellas de cristal con ácido que, al romperse, descargaba él ácido con una solución de sosa, generando una mezcla con suficiente presión de gas para expulsar la solución. Los extintores de agua, activados por cartuchos (tipo de inversión), se introdujeron a finales de los años 20, en 1918 se desarrolló una solución anticongelante de metales alcalinos denominadas “corriente cargadas” para empleo de extintores activados por cartuchos. En 1959 aparecieron los extintores de agua acumuladores de presión, que en 10 años reemplazaron gradualmente a los modelos de cartucho. En 1969 se interrumpió en Estados Unidos la fabricación de todos los extintores de inversión, que ya no se certifican o aprueban por los laboratorios de ensayos. El primer extintor de espuma apareció en 1917 y su aspecto y funcionamiento se parecen muchos a los extintores de ácido y sosa. Su empleo se extendió progresivamente a lo largo de los años, hasta que en los 50 los extintores de polvo alcanzaron una amplia aceptación.

Documentos PDF

Galería de imágenes